La imitación es suicidio

Ralph Waldo Emerson